miércoles

Y CAE

Y cae
la lluvia de primavera
mojándome, como tú

entre las piernas
aroma salvaje
pasión sin límites.

Recojo el néctar
de tu cuerpo,
cuando la sed se
haya dormido
volverá a llover.

Regando tu
cuerpo de olvidos.

Que duelen.

...Y cuando me haya saciado
de todos los besos no dados
volverá a llover
sobre los cuerpos templados.

Cavilando.


© Igna