martes

INSTINTOS PRIMITIVOS

Descienden mis
manos desnudas
por entre tu piel
dormida,
arrancándote tus sueños
robándote tus pasiones.

Palpan a menudo
mis placeres
con tus manos
mis instintos
primitivos,

bajo el epicentro
de la epidermis
se queda mi humedad,
dormida…

Y despierto sueño
lujurioso,
con tu coño húmedo.

Cavilando.

© Igna