jueves

TIERRA Y BARRO


Este blog cumple mañana dos años, es hora de un descanso, os dejo la puerta abierta, yo estaré dentro o quizás vagando, descansando, entrar sin llamar.
Hasta la vuelta...

Miro el instante que el
paso del tiempo ha dejado,
el silencio nocturno,
el de la sangre
que recorre mis venas,

el calor perdido
de un abrazo
entre tus labios,
la sed que me produce
el vuelo de tu falda,
el sexo que imaginé,
la realidad que me desborda,

la imaginación
que me gana la partida,
no hay vuelta atrás,
quedaron atrás
nuestros mejores años,
los que han de llegar
serán fuentes de mi hoguera,
pasto de mis llamas,

mis huesos serán polvo,
o quizás serán barro,
o quizás sea tan sólo
un sustantivo,
mezclado con un adverbio
de tiempo entremezclado,
un verbo,
podría ser un verso,
y dejar caer todos mis pecados,
en el aire,
o en el mar,
o en el propio barro,
pues no hay Dios que los juzgue.

A pesar de mis años,
mis cabellos canos,
y mis recuerdos
que considero intactos.

Cavilando.


Yo soy, solo el Dios
de mis propios aciertos,
o de mis fracasos.

© Igna

sábado

EXHALACIONES

Hay secreciones
que mi cuerpo exhala,
relativo paladar
de sexo húmedo
relajado,
después de una noche de pasión,
al día siguiente,
queda el celo y el recuerdo.

Tanto amor, en cada entrega
tanta poesía echa carne,
que alborotan los sentidos
y se revela mi sangre.

© Igna

TIERNA ESPUMA

Sobre tierna espuma
en ingrávido vuelo
tus palabras van cayendo,

losa tras losa
pesan sobre mi recuerdos,

en un grito tan desnudo
y tan absurdo,
como lejano
te pienso,

sobre tierna espuma
en ingrávido vuelo,
tus palabras van matando
mis recuerdos,

los que un día fueron
míos
tuyos
nuestros.

Espuma evaporada
de mis sentimientos.

Cavilando.

© Igna

martes

INSTINTOS PRIMITIVOS

Descienden mis
manos desnudas
por entre tu piel
dormida,
arrancándote tus sueños
robándote tus pasiones.

Palpan a menudo
mis placeres
con tus manos
mis instintos
primitivos,

bajo el epicentro
de la epidermis
se queda mi humedad,
dormida…

Y despierto sueño
lujurioso,
con tu coño húmedo.

Cavilando.

© Igna

sábado

CAVILANDO

Es cierta la noche
cuando se intuye la luna
desnuda,
firme en el verso y palabra
las estrellas y esos brazos
que tanto nos delatan.


Un leve sudor
al compás de su cadera
presta su fisura,

para dar cabida
a la semilla de vida
en un flujo que no para.

Y silencia el alma
lo que el cuerpo clama.

Cavilando.

© Igna

martes

PIEL Y POESÍA


Soy piel y soy poesía
soy el que sueña
el que suspira frágil,
y alza su alma al aire
soy sol y soy aire,
su canción de mediodía
soy la espera agradecida
de quien espera
un nuevo día.

Tú eres la estrella
ella es el viento,
la que convierte en
torbellinos
mis sentimientos.

Cavilando.

© Igna

viernes

RITUAL

En este ritual pagano
que es hacerlo
sin rozar mis manos.

Cuando estamos juntos,
mis pasiones se desbordan,
cuando estoy a solas
sigo desbordado,
cuando silencio,
nunca estoy ausente.

Es ese instante sublime
que mi piel te recuerda
cada día a la misma hora.

Tus labios húmedos
y mi lujuria desatada.

Cavilando...

© Igna

miércoles

Y CAE

Y cae
la lluvia de primavera
mojándome, como tú

entre las piernas
aroma salvaje
pasión sin límites.

Recojo el néctar
de tu cuerpo,
cuando la sed se
haya dormido
volverá a llover.

Regando tu
cuerpo de olvidos.

Que duelen.

...Y cuando me haya saciado
de todos los besos no dados
volverá a llover
sobre los cuerpos templados.

Cavilando.


© Igna