miércoles

TE HAGO EL AMOR


Te hago el amor,
alojado en mis pupilas,
cuando quiero,
a toda hora,
y cuando puedo.

Te hago el amor
aunque te eche de menos.

Me desnudó la carne,
la fisura de terciopelo
de tu entrepierna,
jadeante, sin un solo poro,
abierto a la luz
plena del todo,

te inundó,

al terminar, un soplo
de humedad ya marchita,
recorría tus nalgas.
Aún era de noche
y seguía con la resaca.


El amor fué largo
en un instante corto.

Cavilando entre tus nalgas...

© Igna