miércoles

PENTAGRAMA

I
Toda una vida para conocerte
dos veces, bella la vida
cuatro veces, breve,
tres veces, intensa y dura,
unas veces te adormece
otras te desvela gratamente.

II
¿Hace cuanto que te espero?
Nunca pensé conocerte,
conjuro en las esquinas
de la noche, velo,
la figura de tu silencio
se me agolpan los presagios,
un peso gravita en la sombra,
nada cambia, nada vuela,
nada es tan simple, tan hondo.
nada es tan nada, y sin embargo
te acecho.

III
Regaré la humedad de tus ojos
encriptaré el resto de tu cuerpo,
huelo tus susurros, y a lo lejos,
se me encienden las hogueras
del deseo, me pasaría horas
viéndote callar, hoy el tiempo
a destiempo, fue mi aliado,
para escribirte unos versos.

IV

Ahora que impávido me has dejado
con la llegada de tu amor,
con la misma ilusión,
con la que vivo,
pegado a los silencios de tus labios,
y a los silencios arabescos de tus ojos.

V
¿Porqué callar los sentimientos?
Ahora….

¿Cuanto tiempo me esperaste?
Cuanto…
Mirando una puesta de sol.

Disintiendo y cavilando.

© Igna