domingo

FLUIDOS

Si no soy capaz
de leer tu mirada
de saborear tu palabra,
de amarte en silencio
para huir de mi nostalgia
y encerrarme entre sus versos,
¿Valdrá la pena recorrer ese tu cuerpo?

Aprendí el camino
de recorrer muslos agrestes,
trepé hasta la cima de los montes,
me mojé con los fluidos de sus labios,
y fui aprendiz y sabio en ese instante,
y vuelvo a recorrerlo con placer,
cada vez que puedo,
pues no hay camino más cercano,
que el de mi lengua a su cuerpo.

Cavilando.

© Igna

miércoles

REQUERIMIENTOS

Requeriría de usted,
la caricia en su estado puro,
el beso intuido,
un despertar en su vientre,
un sueño en su almohada,
una noche,
tal vez, unas cuantas,
o unos cuántos años,
no importa la hora….

Requeriría de usted,
la palabra amor
susurrado entre los labios,
su sexo húmedo,
y su mirada transparente.

Mirando un mar se sensaciones
que por lejanas, son tan cercanas
que la requiero, si pudiera ser
ahora, en éste preciso instante.

Hace tiempo que dejó
de importarme su pureza
y debería saberlo
o tal vez lo sepa.

Cavilando

© Igna

domingo

ENTRE VELOS


Cuando el silencio
se apodera de la noche
la palabra se esconde
y surgen las dudas,
aquellas, o estas
pero las dudas,
de no saber que escribir
o saber si queda amor,
para quien escribir...

Entonces escribo
para mi amor,

desnudo de palabras
el alma en llamas
el corazón entre velos
y el cuerpo en celo.

© Igna

miércoles

TE HAGO EL AMOR


Te hago el amor,
alojado en mis pupilas,
cuando quiero,
a toda hora,
y cuando puedo.

Te hago el amor
aunque te eche de menos.

Me desnudó la carne,
la fisura de terciopelo
de tu entrepierna,
jadeante, sin un solo poro,
abierto a la luz
plena del todo,

te inundó,

al terminar, un soplo
de humedad ya marchita,
recorría tus nalgas.
Aún era de noche
y seguía con la resaca.


El amor fué largo
en un instante corto.

Cavilando entre tus nalgas...

© Igna

sábado

FUGA

Fuga,
de la mañana
sin aire,


casi sin aire
respira,

su aliento
me llega
tan cerca,
que respiro
la misma fuga
el mismo aire;

respira,

dejándome su aliento
entre mis labios
hay un suspiro común
una cercana ausencia,

brote manantial de vida
cada mañana,
y lleguen a ti

mis suspiros.

Por tu ausencia callada.

© Igna

martes

QUIÉRE-ME

Quiéreme
una sola vez
de forma anónima
sin nombres ni poesías.

Quiéreme a solas
desata tus fantasías
libera tu letargo
acércate a este día.

Quiéreme en silencio
haremos nuevos versos
de besos y caricias.

Hablar de lo pasado
acercando el presente
huyendo de los miedos

enlazando sentimientos.

Cavilando.

© Igna

sábado

DETRÁS DE UN GRAN AMOR


Detrás de un gran amor no queda nada
la suave brisa renueva el aire,
la bruma espesa de la sangre removida
las noches engarzadas ya pasaron,
el olvido movido por el viento zumba
alejando tu belleza hacía otro mundo,

el gozo se ocultaba entre tus piernas.

Una puesta de sol nueva,
un nuevo iris transparente.

Detrás de un gran amor no queda nada
las miradas se las lleva el viento,
bebiendo de la luz y desde afuera
todo se intuye diferente.

El dolor difuso, del amor se diluye
engendrando recuerdos,
que nunca fueron nuestros.

Entre mis piernas.



Cavilando ....

© Igna

miércoles

PENTAGRAMA

I
Toda una vida para conocerte
dos veces, bella la vida
cuatro veces, breve,
tres veces, intensa y dura,
unas veces te adormece
otras te desvela gratamente.

II
¿Hace cuanto que te espero?
Nunca pensé conocerte,
conjuro en las esquinas
de la noche, velo,
la figura de tu silencio
se me agolpan los presagios,
un peso gravita en la sombra,
nada cambia, nada vuela,
nada es tan simple, tan hondo.
nada es tan nada, y sin embargo
te acecho.

III
Regaré la humedad de tus ojos
encriptaré el resto de tu cuerpo,
huelo tus susurros, y a lo lejos,
se me encienden las hogueras
del deseo, me pasaría horas
viéndote callar, hoy el tiempo
a destiempo, fue mi aliado,
para escribirte unos versos.

IV

Ahora que impávido me has dejado
con la llegada de tu amor,
con la misma ilusión,
con la que vivo,
pegado a los silencios de tus labios,
y a los silencios arabescos de tus ojos.

V
¿Porqué callar los sentimientos?
Ahora….

¿Cuanto tiempo me esperaste?
Cuanto…
Mirando una puesta de sol.

Disintiendo y cavilando.

© Igna

sábado

SOY DE TÍ_QUE NO TUYA

Soy de ti, que no tuya,
que la palabra posesión
nunca me agradó,
aunque me agrade poseerte.

Trepo sigiloso hasta tu pecho
hasta llegar a la cima candente
donde mi lengua se pierde,
y se enciende la llama
que me lleva de nuevo a poseerte.

Soy de ti, que no tuya
cuando me dejo poseerme
y dejo que mis sentidos
se alboroten plenamente.

Soy de ti, felizmente.

Cavilando.

© Igna