sábado

MIL VECES




Mil veces fui negado
por el frío aliento
de tus labios

otras tantas abandonaste
mis sentimientos
a la pura suerte

y otras tantas más
no encontraste
el camino adecuado
para comprenderme.

Podría haber sido feliz
como un río sin fin,
y verdaderamente
lo he sido,

más nunca contigo.

© Igna