viernes

VEN

Ven
aún me quedan instantes
para mirar la punta de la luna
juntos.

Ven
enrédate en mis piernas
pinta mi pecho de malva
no digas nada,
y ámame.

Ven
hazme creer que el amor
existe,
miénteme si quieres,
y dibuja un poema
de amores irreales.

Ven
yo tengo las lágrimas precisas,
laten lentamente en mi interior,

déjame llevarme
suplicante hasta tu boca,
no digas nada,
pídeme un poema.

Déjame engañarte nuevamente
diciendo que te quiero,
y miénteme de nuevo.

© Igna