domingo

HASTA QUE ME SUELTEN _____O ME ESCAPE


GRACIAS A TODOS

viernes

VEN

Ven
aún me quedan instantes
para mirar la punta de la luna
juntos.

Ven
enrédate en mis piernas
pinta mi pecho de malva
no digas nada,
y ámame.

Ven
hazme creer que el amor
existe,
miénteme si quieres,
y dibuja un poema
de amores irreales.

Ven
yo tengo las lágrimas precisas,
laten lentamente en mi interior,

déjame llevarme
suplicante hasta tu boca,
no digas nada,
pídeme un poema.

Déjame engañarte nuevamente
diciendo que te quiero,
y miénteme de nuevo.

© Igna



miércoles

SIN RESPIRO


Me agrada el olor
del olvido de tu piel
la sensación amarga
de no ser tuyo,

la consideración previa
de lo que nunca fue nuestro,

la debilidad humana
del recuerdo postergado,
la tibia sensación que queda
después de haber querido,

nada es comparable,
a la sensación de saber.

que se puede amar de nuevo.

Sin respiro.

© Igna

lunes

DUDAS


No se
si siento
ausencia

si siento
mis sentidos

o es el sentido
de la ausencia
lo que me hace
estar vivo.

¿Quién tiene la respuesta?

Cavilando.

© Igna

sábado

ÁCIDO BLANCO


Amanece bajo un gris pálido
mis ojos entrecerrados
buscan el tono adecuado,
para mirarte despacio.

Para mirarte despacio
recorriendo tus pupilas,
desde ese ángulo ácido
que se fijó en tu mirada
cuando te estaba soñando.

Ácido líquido blanco,
sabor amargo
adornando el sueño.

Despierto soñando
mis ojos en blanco.

Blanco de papel amargo,
donde me dejo un instante…

O la vida cavilando.

© Igna

miércoles

LA NOCHE ME TOCÓ LA ESPALDA

La noche a su paso me tocó la espalda
su sombra alargada rozó mis entrañas
mis dedos furtivos buscaron tu falda,
cuando tú no estabas.

De entre los recuerdos inventé un mañana
dibujé tu cielo junto a mi ventana
iluminé tu estancia, intuí que estabas
pecados ansiosos buscaban tu calma.

Al cerrar los ojos dibujé tu cara
mis labios ansiosos buscaban tu alma
en la mar en calma dejé los recuerdos
del fugaz instante que me regalaras.


La noche a su paso me tocó la espalda

cuando tu no estas

yo te sigo amando.

Sigo dibujando.

Ya ves______

Cavilando

© Igna

domingo

DESNUDA

Desnuda

por la calle del deseo
al filo de medianoche,

mis dedos
buscan ese instante
juegan con mi cuerpo,

hembra hambrienta
en busca de la nada

porque todo,
vuelve al mismo instante
de antes.

Ternura,
vacía la boca
entre algodón de sábanas
manchadas,

de deseos
indecentes

piensan...

Y vuelvo a olor mis dedos
y sentir mi cuerpo,
me llama
el fuego.

Del deseo.

Cavilando.

© Igna

viernes

RAZONES ETÉREAS


No hay una razón aunque la busque
etéreo de por si
a veces me pregunto porqué
la sombra es alargada

y veo la luz,

cuando la encuentro

te miro y no te siento.

No hay razones para obviarte
cuando miro tu sombra,
tu sombra me reclama

y no acudo.

Jamás caminamos tan juntos.

© Igna

jueves

ME VA LA VIDA EN ELLO


Tendida
como alas al viento,
jugando entre las nubes,
me excitas.

Abriendo
tus delicadas piernas,
enseñándome
tus grutas más profundas,
en ese universo de tu cuerpo,
me excitas.

Solo de pensarlo,
mi vida,
se me va la vida en ello.

Tus senos
dos islas en alta mar
por el que navegan mis veleros,
solo con mis dedos,
se me va la vida en ello.

Tendida esperando mi amor,
me dices que este verso es el más bello,
más te equivocas, estoy en ellos,
quiero que me digas; amor amado amante,
no hay nada más preciso en éste instante,
que gozar de tu cuerpo,
mirar tu sexo, abrazar tus senos,
acurrucarme en tu lecho,
por todo ello:

Se me va la vida en ello.

Amor me das a cada instante
solo recordándote,
navegar en tu cuerpo susurrante,
plantar raíces en tus grutas más oscuras,
y perderme entre amor amado amante.

Se me va la vida en ello,
solo recordándote,
me excitas.

Me va la vida en ello,
cuando te digo te amo,
y no permanezco a tu lado.

Cavilando.

© Igna

martes

EXTENSION PRIMERA

Una extensión de lo tuyo
tu cuerpo frente a mi cuerpo
en la humedad del silencio.

Del acople de las almas
las palabras escondidas
deseos, gotas de rocío.

Mientras mato a sangre fría
cuando me encuentro contigo
el deseo de retenerte.

Tus manos en mi cadera
y mis caderas ardientes
cuando mis manos te sienten.

Cruel la espera y la agonía
de pensarte y no tenerte
y de escribir la poesía
cuando te encuentras ausente.

Cavilando.

© Igna


lunes

TESTIGOS

He de pediros perdón
de tanto en tanto mi pluma
escribe sin mucha cordura,

los humanos pecamos
de sentir ardientemente
la tinta entre nuestros dientes,

las palabras fluyen sin recato
haciéndonos pasar malos ratos.

El viento silba añoranzas
mi pecho lo oprime ardiente
cuando te encuentro ausente,
y mi pluma abiertamente
se empeña en recordarte
saciando tus añoranzas.

Soy testigo que en mi pecho
con tu recuerdo sincero,
más parece una queja
que un lamento entero.

Yo soy sincero conmigo
no me olvido del olvido
te llevo siempre conmigo,
cuando te digo te olvido
te estoy diciendo te quiero.

Tan sincero soy contigo
como lo he sido conmigo.

© Igna

sábado

ESPECTROS

Quise ser espuma
para rodar por tu cuerpo,
llama candente,

fundirnos en un intento
nube de espuma,
fuego en tu vientre
espectro real
silencio inerte,

quise ser espuma
rodear tu cintura
cúspide secreta
de mis desventuras.

Apuntan al norte
caricias rasgadas,
y me encuentro al sur
de tus horizontes.

Cavilando.

© Igna