lunes

ESTALLIDOS

En el medio de las aguas cristalinas,
esas brisas marinas, ese espacio,
no querían se retenían
hubo que hacerlo,
un breve estallido seco
en esencia lejanía
un ahogado silencio
un grito sordo
una mordaz persistencia
sin más, eran dos
ahora solo queda uno.

De un suave disparo
tan certero como estúpido
acabó con el primero
las aguas corren del color de su sangre
la brisa huele a muerte
un ahogado silencio
un grito sordo
acabó con su vida…

Cuando más la quería.

© Igna