sábado

ANOCHE MIENTRAS DORMÍAS

Anoche mientras dormías
un lucerito del alba
se posó sobre tu cama,
besándote las mejillas
acariciándote el alma.

Anoche mientras dormías
los sueños se despertaron
dejando tus fantasías
alejadas de las mías.

Me marché como llegué
soñando que te habías ido.

Anoche mientras dormías
tuve muchas fantasías,
un lucerito del alba me dijo
que no eras mía.

© Igna