martes

CONCRETANDO

Después de horas
que parecen años
después de pensar,
de cavilar tanto.
Me debes una sonrisa
concreta,
concretando
después de tanto.

Te debo un beso
de unos labios
desesperados
de tanta espera
me están matando.

Concreta y concisa
me agrada tu presencia
y tu sonrisa.

¿Te debo algo?

Cavilando…

© Igna

sábado

ESTÁS



Estás
porque soy
parte de tu pasado

estoy
porque fuiste
parte de mi piel.

Y mi piel no olvida
el dolor de tu mirada.

© Igna

martes

DESNUDOS

Con ansias poderosas
de no hacer nada,
sembrando discordia
entre mis sueños,

presa de la soledad
derramada en la almohada,
son las seis de la mañana
nadie sabrá que te quise siempre,

sin contar las horas
que tú no me quisiste,

se hacen mis sueños
de una realidad lejana,
despierto, sin noches de luna
preparo mi coartada.

Nadie ha de saber
el tiempo que te quise
y la hora exacta de tu olvido.

Esta es mi coartada,
temblorosa mi voz
desnudo de palabras.

© Igna

domingo

OBLÍCUOS

Porque sentimos
el olor de nuestros cuerpos
y nos arañan los sentidos
del deseo,

horas convertidas
en esperas
porque conocemos bien
lo que queremos,

y las palabras se rocían
de químicas conjuntadas,
no hay días que pasemos
sin pensarnos, sin olernos,

oblicuos los sentimientos
se enredan
en nuestras sábanas,

porque hay más, que
una conjunción de palabras
miradas entrelazadas,
mirando un horizonte
al alcance de nuestras manos,

manos que se deslizan
se entrecruzan, oblicuas,
por nuestras nalgas
buscando el punto exacto

donde la realidad
se confunde con el deseo.

¿Por qué?
Si conocemos los daños
a terceros,

y nos duele que otras manos
recorran nuestros cuerpos.

Será porque te quiero…

Aunque no te tenga.

¿Por qué?

Si deseamos el sabor
de nuestros cuerpos.

© Igna

viernes

TIEMPO

Ese que te acompaña,
te abandona en las rutinas mas absurdas,
te cultiva sin darte cuenta
te observa a cada instante
está cuando amas,
cuando mueres,
cuando vives
amas
lloras
ríes,
parece que se detiene
en los momentos difíciles
te engaña

ese…

Tan absurdo.
El tiempo que te acompaña.
© Igna

jueves

SENTENCIAS

Lágrimas azules se confunden con mi horizonte
y entre las olas me llegan al borde de la cama
para darme un beso y decirme hasta mañana
tristeza de ausencia no es terrible ésta.

¿Sentencia?

© Igna

lunes

ESTALLIDOS

En el medio de las aguas cristalinas,
esas brisas marinas, ese espacio,
no querían se retenían
hubo que hacerlo,
un breve estallido seco
en esencia lejanía
un ahogado silencio
un grito sordo
una mordaz persistencia
sin más, eran dos
ahora solo queda uno.

De un suave disparo
tan certero como estúpido
acabó con el primero
las aguas corren del color de su sangre
la brisa huele a muerte
un ahogado silencio
un grito sordo
acabó con su vida…

Cuando más la quería.

© Igna

sábado

ANOCHE MIENTRAS DORMÍAS

Anoche mientras dormías
un lucerito del alba
se posó sobre tu cama,
besándote las mejillas
acariciándote el alma.

Anoche mientras dormías
los sueños se despertaron
dejando tus fantasías
alejadas de las mías.

Me marché como llegué
soñando que te habías ido.

Anoche mientras dormías
tuve muchas fantasías,
un lucerito del alba me dijo
que no eras mía.

© Igna

jueves

CORRIENTES

A nuestro instinto
que marca la corriente
de un rumbo
que no es nuestro,
seguiremos bebiendo
de la fuente del olvido,
cuando no estemos
desnudados
de falsos pudores,
al norte de tus nalgas
y al sur de mi corriente,
a ese punto exacto
donde el olvido
es imposible,
y los cuerpos se fusionan
no hay brújula
que marque el norte.


Estando llena
brillas como la luna
tus poros son las estrellas.

…Y mis ojos el cielo

A nuestro instinto de amor
que nos quema los adentros,
de un rumbo
que no es el nuestro.

© Igna



miércoles

SENTIDO CONTRARIO

Lo peor era el amanecer
despertar de nuevo

sentir tu presencia lejana
prisionera en la distancia

y preguntarme de nuevo:

¿Por qué te marchaste?

En sentido contrario….

Cavilando.

© Igna

martes

EL PUENTE




















Dicen tantas cosas_______
dicen que tenemos que atravesar el río por donde queramos
y por más que buscamos solo tenemos un puente;
la vida.
Nacemos llorando

con el paso de los años comenzamos a entender porqué.

Acabamos muertos, otros siguen llorando.
Dicen tantas cosas_______
Dicen que tenemos que atravesar el río por donde queramos.
Y solo tenemos un puente… 


Cavilando.
© Igna

lunes

SURCOS DE MUERTE

Marcha de casa con los ojos
vacíos, debajo bolsas de tierra
que marcan surcos de vida
arrugas en la frente, en forma
de muerte, hablan de lo mucho
recorrido, no sabe el camino
anda, como si fuera un desconocido
y no ve a su paso, todo
lo que la vida le muestra
solo ve,

unos años malvividos
la palabra muerte
se le intuye en la mirada

y en esos surcos que el nunca buscó
más aparecieron, sembrando vidrios,
en unos ojos que se cierran
dejando latidos, por vivir
y unas ganas de morir intensas

camina despacio, y es triste
demasiado triste.

…No encontrar el camino.

© Igna

IMAGINADA

Sueles estar en medio de la nada,
en las noches mas claras
en los días mas oscuros
brindándome una sonrisa
sacándome mis risas.

Siempre estás en presente
aunque no esté tu cuerpo
están nuestras mentes,
aún en las distancia
aunque te parezca ausente
estoy del todo presente.

Siempre estamos___________

en medio de la nada imaginada.

© Igna

viernes

SURCOS DE PIEL

Te ofrezco
los surcos de mi piel
adormecida,
mis noches insomnes
mis guaridas,

mi aliento
sin fronteras.

Te ofrezco
esa caricia perdida
acércame tus manos
a las mías,

descubramos el secreto
del amor al descubierto,
y fundamos nuestros labios
con la miel de nuestros cuerpos.

Te ofrezco
mis noches insomnes
mi lecho
y la voz de mis poesías.

© Igna

miércoles

LÁGRIMAS DE MIEL




















Ya no queda nada entre los dos
ya no queda ni una flor,
limpio el olvido
traspasados momentos,
rotas las fotografías
devueltas con creces las melancolías,
sin dar las gracias como debe ser
de tú a tú
solo con palabras,
miradas enfrentadas que hablan,
el silencio se enjuaga con lágrimas saladas
los besos se lanzan al mar del olvido,
el propio olvido se olvida de los sentidos,
como deber ser,
una despedida sin antes ni después,
como debe ser una despedida
alejada del sentido del querer.

Solo queda el sabor
de esos besos,
y esas lágrimas de miel
adheridas a las capas de la piel.

© Igna