sábado

HOJAS CADUCAS

Tenía la piel
llena de palabras,
el alma caída
unas hojas caducas
le adornaban el cuerpo
y seguía escribiendo.

Perdió no sólo
la noción del tiempo
también perdió la vida,
en un intento
de acaparar estelas
y convertir su corazón
en un cubito de hielo.

Tenía la vida llena de vida,
y la vida se la llevó
en un momento.

Triste.

© Igna