martes

ESENCIA





















Hora sobre hora
lloro,

y
minuto a minuto
insensible y lejana
calla,

es su esencia
una parte de mi alma,

y en esencia
mis pensamientos
vuelan hacia ella.

Cuando está ausente
se acrecienta el dolor,
la herida sangra

y lloro,

lloro amargamente
en silencio,

y en el silencio
la vuelvo a ver,

enredada entre mis sueños.

Cavilando.

© Igna