lunes

ALZARSE





















Te levantas un día cavilando,
atraviesas de nuevo el océano
buscándote,
un ciclón de sentimientos
una vida que pasa tarde
mojada la piel por la ausencia,
volando junto al aire
la vida es como es,
un torbellino de sensaciones
que nunca llegan al epicentro de la piel que amas,
presagias el final de lo que nunca comenzó
conciencia ignorante la vida corre al compás de la muerte,
sientes la miel que tus labios suspiran
y tratas de alzarte…

Alzarte
hasta aquellas cimas que nombramos un día
las cimas innombrables,
rogamos una vida eterna
sabiendo que siempre es tarde
para llegar a la miel,
besar la piel
tocar esos labios,
que por lejanos son tan cercanos
que siempre
siempre
te están besando.

Cavilando de nuevo cabizbajo
un día más besándote,
adentrándome en la ausencia
de tus labios.


Cavilando.

© Igna