martes

CICATRICES EN EL CIELO














Tengo cicatrices en mi piel
que recuerdan que tengo
un pasado,
cicatrices recientes
señales de vida
y un futuro que evoca
heridas de amor.

Estuve en los infiernos
y no estabas,
me esperabas en la tierra
porque el cielo
son recuerdos

y me alimento de ellos.


Cavilando.



© Igna



jueves

ELLA




















Ella precisa de un poema
sentirse viva, para gozar
sin miedos, el nexo justo
de la comunión del cuerpo

precisa de un poema
para caminar suelta
e intuir un universo breve
y una vida plena,

precisa de un poema
silencioso
donde el ruido del amor
la despierte,


precisa de un poema
completo,

y no es éste.

Porque ella es más
que unas palabras
breves o intensas.

Ella es la esencia

de todos los poemas.

Cavilando.

© Igna

domingo

LA VIDA ME SABE A ELLA















Me sabe la esencia de la vida
a pasos lentos, por eso
de que dejan rastro,
y no claudican con lo que
se encuentran a su paso.

La esencia de la vida me sabe
a noches dulces, pasados años,
donde jugar a ser mayor era
perder la inocencia
de los ocho años.

Ahora que mis cabellos
se vuelven de color de nieve,
y mis pensamientos se atrasan
a lugares tan recónditos,
que tengo que hurgarme
hasta las narices para recordar

me acuerdo de ella ,

y sueño con futuros imperfectos
pretéritos pasados
y conjunciones que nunca
se hicieron realidad,
ahora que el tiempo es pasado
la esencia de la vida
me sabe

a muerte, y amores
desgarrados.


Cavilando.

© Igna

miércoles

ALLÍ DONDE DICEN





















Allí donde dicen
que el azul se confunde
con el iris de tus ojos
el mar se refleja
en forma de poesías

allí
donde tu mirada
mira permanente,


allí estoy yo
con las manos extendidas,
la mirada perdida

allí donde dicen
que no miro,
permanezco
todo el día.

En el azul de tus ojos
y en tu vida
que es la mía.


Cavilando.


© Igna

lunes

ALZARSE





















Te levantas un día cavilando,
atraviesas de nuevo el océano
buscándote,
un ciclón de sentimientos
una vida que pasa tarde
mojada la piel por la ausencia,
volando junto al aire
la vida es como es,
un torbellino de sensaciones
que nunca llegan al epicentro de la piel que amas,
presagias el final de lo que nunca comenzó
conciencia ignorante la vida corre al compás de la muerte,
sientes la miel que tus labios suspiran
y tratas de alzarte…

Alzarte
hasta aquellas cimas que nombramos un día
las cimas innombrables,
rogamos una vida eterna
sabiendo que siempre es tarde
para llegar a la miel,
besar la piel
tocar esos labios,
que por lejanos son tan cercanos
que siempre
siempre
te están besando.

Cavilando de nuevo cabizbajo
un día más besándote,
adentrándome en la ausencia
de tus labios.


Cavilando.

© Igna



sábado

PREGUNTAS




















Me crecen las manos
se me alargan las miradas
me llueven las estrellas,
de tanto dar no queda
se agranda el corazón
la sangre estalla
entre las venas hilos de seda.

No es lo que haya ganado
o lo que haya perdido
es lo vivido.

¿Aún preguntan si vivo?

Cavilando.

© Igna


jueves

AMOR DIABLO
























Quebradiza la piel
de los surcos de tu carne
cuando tratas de abrazarme.

El diablo del amor
entre mis dedos
se entrelaza, y

te busca vagamente
entre recuerdos olvidados,
y entrelazando recuerdos
se me quiebra el alma.


Cuando tratas de abrazarme
mis sentidos se revelan, y
revelando sentimientos
los surcos de tu carne

hago míos.

Cavilando.

© Igna

lunes

FUGA




















Fuga,
de la mañana
sin aire,
casi sin aire
respira,

su aliento
me llega
tan cerca,
que respiro
la misma fuga
el mismo aire;

respira,

dejándome su aliento
entre mis labios
hay un suspiro común
una cercana ausencia,

brote manantial de vida
cada mañana
y lleguen a ti

mis suspiros.

Por tu ausencia callada.

Cavilando.

© Igna

domingo

HE RECORRIDO LAS CALLES





















Quisiera mi sombra
con tu paso diluirse
mis manos piden a gritos alargarse
he recorrido las calles
buscándote.

Buscándote pisando la tierra descalzo
buscando tus huellas
pensándote
pisando las piedras,
que tú pisaste
el mismo camino,
diferentes vidas
amándote.

­­He recorrido las calles._

Buscándote.

Cavilando.

© Igna

sábado

BREVEDAD INSINSTENTE















Breve pero insistente
cual lluvia que comienza en mayo
y no cesa hasta en marzo
saltándome el abril
por eso que dicen;
en abril aguas mil
apareces de nuevo en mí
cual gota de rocío
que perdura insistente en mi jardín.

Breve pero insistente
tan fuerte como el aroma
del jazmín.

Bonita forma de permanecer en mí.

Cual lluvia que comienza en mayo
no cesando hasta marzo,
olvidándome de abril.

Cavilando.


© Igna

miércoles

LUCEROS




















Cuando se haga noche
y yo sea lucero
tu serás mi estrella,

la que me cobije
a la que yo tenga,

tus curvas serenas
serán mi velero
por donde vayamos
haremos senderos,

y cuando tu templo
esté recubierto de semillas tiernas
en ese momento,

_______________te diré te quiero.

Cavilando.


© Igna

martes

ESENCIA





















Hora sobre hora
lloro,

y
minuto a minuto
insensible y lejana
calla,

es su esencia
una parte de mi alma,

y en esencia
mis pensamientos
vuelan hacia ella.

Cuando está ausente
se acrecienta el dolor,
la herida sangra

y lloro,

lloro amargamente
en silencio,

y en el silencio
la vuelvo a ver,

enredada entre mis sueños.

Cavilando.

© Igna