sábado

ARENA

Tuve;
un mar, donde dejé grabadas
sobre algunas olas
retazos de sentimientos,
que pasaron por mi vida
en la popa de un velero
en el mar del entresueño,

tuve;
una montaña sagrada
un volcán de lava blanca,


y un cabaña con libros
de color brillo esmeralda,

no se forjen ilusiones
aunque parezca mentira
esto no es lo que parece.

Tuve;
instinto para soltar el ancla
pesado sobre la arena,

la arena es frágil
y el pensamiento

vólatil.

Aunque no lo parezca.

Cavilando.


® Igna