jueves

SUBURBIOS

En los suburbios oscuros
me fui dejando la vida
entre copas, entre amigos,
unos llaman mala vida.

Caminando por las calles
viendo la gente pasar
día tras día,
me fui forjando la mía.

De tanto en tanto una amiga
para paliar los dolores
cicatrizar las heridas
las que causan injusticias.

De la rutina aprendí
que hay que ser fuerte
para soportarla

manantial de ciencia
suburbios de vida
suspiros, y ausencias
la locura respira
en los camiones de la basura.

Por más que busco no encuentro
mi maldita costumbre
de no acostumbrarme

Triste esta caja de Pandora.


Cavilando.

© Igna