miércoles

VACIO

Sentado en la mesa,
de cualquier bar,
del centro de ésta ciudad,
veo pasar las miradas
de todos los que no están.

¡Siempre me ocurre lo mismo!
Me fijo en los ojos idos.

Cementerios de vivos
pueblan las calles,
vacío en las venas,
repletas de estrellas,
ocultos se encuentran.

¿Ojos sin pupilas son los que me miran?

Siempre me ocurre lo mismo,
pienso que es de día,
y veo rastros de lunas,
alojadas dentro de mis pupilas.


Cavilando.
© Igna