sábado

SUEÑOS ANCLADOS

Y vas dejando el ancla
como el que deja el aire
que respira abandonado,
las mareas, las canciones de piratas,
las lunas, los sueños, las ilusiones,
boca arriba, boca abajo,
como el que abandona el barco
sin abandonar el pasado por suerte...

Los sueños cuando se quieren
se sueñan fácilmente.

Y se quedan anclados
donde se quedan
los aires respirados.


Cavilando.


© Igna