domingo

INFIERNO ROSA

Perdonar si mi risa
delante del espejo,
no se refleja,
está inmersa
en un mar de poemas,
entre tinieblas
que no saben ver la luz
escribo para suplir esa falta de reflejos
que el espejo no refleja,
y comprendáis mi tristeza.

Mientras mis lágrimas
se acercan al corazón

ella se fue con otro tipo,
las copas rodaron rotas
en el mar está lloviendo,
lágrimas de olvido y pasión.


Hoy cansado de escribir poemas
me propongo realizarlo sin tema,
imagino un mar verde, y unas nubes rojas
personas sin nombre,
un infierno rosa
una vida rota,
el rojo de tus labios.

Siempre me pasa lo mismo
termino buscando versos
en el edén del olvido,
ahí donde dicen que yacen;
los poetas idos.

Siempre termino contigo,
en el jardín del olvido.

Cavilando.


© Igna