sábado

CUERVOS

Una paloma blanca levanta el vuelo
mientras mis ojos miran al cielo
el reflejo en tus pupilas dilatada,
filones de sonrisas en nuestras caras
mientras jugamos a ser dos diablos
copulando en el abismo de los pasados;
reteniéndonos.

Hay momentos de hielo que convertimos
en volcanes de fuego
jugando a ser quien somos
una sola piel en un mismo espacio.

Mirando las ganas
desde la distancia.

Una paloma blanca levanta el vuelo
mientras dos cuervos fecundan versos
en los abismos del firmamento.

Jugando a ser yo me encuentro contigo

diferentes almas iguales caminos.

No hay espacios desconocidos
que no copule contigo
en las soledades del destino.


Cavilando.


© Igna