jueves

PERMANENCIAS

Los besos de tus labios me saben a poco
has de dármelos a sorbos

entre rejas invisibles
rodeada de hojas secas y caducas

permaneces

tibios ojos donde al mirarlos
se ve aposentada la luna
de los días que por tu vida
pasaron felices

los besos de tus labios se beben a sorbos

como duende tembloroso
en el fondo de mis ojos

permaneces


entre rejas invisibles
rodeada de antiguas primaveras
y soledades marchitas

como quien mira el vacío
esperando ser llenada de rocío

permaneces en el fondo de mis ojos.


Cavilando.


© Igna

ESE OLOR A ELLA

Cuando se marchaba
pude oír su llanto
oler su voz
recoger al vuelo su adiós

cuando se marchaba
un halo de tristeza
inundó mi corazón

quedaron sus años
la estancia vacía
sus fotografías

sus recuerdos fueron
la melancolía

ese olor a ella
se quedó impregnado
en cada palabra

en cada canción

desde entonces llora
no pudo alejarse
ese olor a ti
hace que me sienta
muy cerca de ella

mientras se marchaba
su último adiós
se quedó alojado
en mi corazón.

Ese olor a ella

se quedó impregnado.

Cavilando.

© Igna

sábado

CUERVOS

Una paloma blanca levanta el vuelo
mientras mis ojos miran al cielo
el reflejo en tus pupilas dilatada,
filones de sonrisas en nuestras caras
mientras jugamos a ser dos diablos
copulando en el abismo de los pasados;
reteniéndonos.

Hay momentos de hielo que convertimos
en volcanes de fuego
jugando a ser quien somos
una sola piel en un mismo espacio.

Mirando las ganas
desde la distancia.

Una paloma blanca levanta el vuelo
mientras dos cuervos fecundan versos
en los abismos del firmamento.

Jugando a ser yo me encuentro contigo

diferentes almas iguales caminos.

No hay espacios desconocidos
que no copule contigo
en las soledades del destino.


Cavilando.


© Igna

miércoles

OJOS

Con tu mirada
serena y distante,
me he entretenido
un instante,
mirando a la nada
donde miras tú,
como una atracción
la belleza inhalas,
desde tu interior.

De nada me sirve
mirar al vacío
tus ojos;
son más poderosos,
que los tristes míos.

Por eso te miro
desde la belleza,
que exhalan tus ojos
de los labios míos.

Belleza serena
canto de sirenas,
baúl de recuerdos,
sin estar conmigo.

Con esa mirada
de hada embrujada,
me quedo embriago,
me quedo a tu lado.

Pero me temo
que tus ojos tiernos,
quieran reposar
solo a tu albedrío.

Por eso te dejo,
que nadie te impida
mirar a lo lejos,
quedarte parada
junto a mis sentidos,
es muy nutritivo,
por eso espero
que dejes:

Una carta sin remite
de sueños embotellados
sin sello, pero con firma.

Cavilando.

© Igna

sábado

SUEÑOS ANCLADOS

Y vas dejando el ancla
como el que deja el aire
que respira abandonado,
las mareas, las canciones de piratas,
las lunas, los sueños, las ilusiones,
boca arriba, boca abajo,
como el que abandona el barco
sin abandonar el pasado por suerte...

Los sueños cuando se quieren
se sueñan fácilmente.

Y se quedan anclados
donde se quedan
los aires respirados.


Cavilando.


© Igna

domingo

INFIERNO ROSA

Perdonar si mi risa
delante del espejo,
no se refleja,
está inmersa
en un mar de poemas,
entre tinieblas
que no saben ver la luz
escribo para suplir esa falta de reflejos
que el espejo no refleja,
y comprendáis mi tristeza.

Mientras mis lágrimas
se acercan al corazón

ella se fue con otro tipo,
las copas rodaron rotas
en el mar está lloviendo,
lágrimas de olvido y pasión.


Hoy cansado de escribir poemas
me propongo realizarlo sin tema,
imagino un mar verde, y unas nubes rojas
personas sin nombre,
un infierno rosa
una vida rota,
el rojo de tus labios.

Siempre me pasa lo mismo
termino buscando versos
en el edén del olvido,
ahí donde dicen que yacen;
los poetas idos.

Siempre termino contigo,
en el jardín del olvido.

Cavilando.


© Igna

miércoles

VACIO

Sentado en la mesa,
de cualquier bar,
del centro de ésta ciudad,
veo pasar las miradas
de todos los que no están.

¡Siempre me ocurre lo mismo!
Me fijo en los ojos idos.

Cementerios de vivos
pueblan las calles,
vacío en las venas,
repletas de estrellas,
ocultos se encuentran.

¿Ojos sin pupilas son los que me miran?

Siempre me ocurre lo mismo,
pienso que es de día,
y veo rastros de lunas,
alojadas dentro de mis pupilas.


Cavilando.
© Igna

martes

LÁGRIMAS

Hay lágrimas rosadas
lágrimas plateadas
lágrimas que se escapan
sin mediar una palabra

hay lágrimas

que se deslizan
con solo ver tu mirada

son lágrimas enamoradas.

Hay lágrimas que guardo
debajo de mi almohada
recordándote y llorando

imaginando-cavilando.

© Igna