miércoles

INVIERNO EN PRIMAVERA

jueves

QUISIERA SER PRIMAVERA




















Quisiera ser primavera
para llenar los caminos
de todos los coloridos,

pasear junto a las charcas
mirar hacia el horizonte
tus ojos junto a los míos.

quisiera ser luna llena
insinuarte al oído
lo que siempre he querido.

Más soy libre
como el viento
navego a contracorriente,
me alejo y recorro
otros caminos.

Cavilando.

© Igna


domingo

EL VERSO ABANDONADO

Un verso que muere de pronto
la belleza reprimida en el alma
la mañana delirante,
un nuevo día,

sonrisas que se apagan
nunca debieron encenderse
están calientes los cuerpos
del último abrazo consternado,

y de pronto un verso que nace
un esbozo, una señal
nuevos lazos, un abrazo
amanece un nuevo día
en otros labios,
encamino el vuelo

desconcierto,
frío en el cuerpo

asimilo en nuevo aroma
de otro cuerpo,
escribo,
mi cuerpo se nutre
de la última noche

y te pienso.

Nunca debí esbozar ese poema
más no me juzgan las apariencias
el deseo nutrió mi cuerpo.

Y de pronto un verso suelto;
abandonado.

Cavilando.


©Igna



jueves

TANTO Y TAN BREVE




















Tan inmaterial y tan breve
tan lejana, te recuerdo
que hasta escribir me cuesta,

recordar, lo nunca habido
no es tan difícil
si el recuerdo está conmigo.

© Igna

martes

TIERNA ESPUMA

Sobre tierna espuma
en ingrávido vuelo
tus palabras van cayendo

losa tras losa
pesan sobre mi recuerdos,

en un grito tan desnudo
y tan absurdo
como lejano
te pienso,

sobre tierna espuma
en ingrávido vuelo
tus palabras van matando

mis sentimientos.

© Igna

viernes

VÓLATIL




















Cruzando tu lienzo
quebrada la piel de tu cuerpo.
amamantando estrellas fugaces
caminas frondosa
por el vergel de la vida

antes de ser etérea, volátil
de tus labios quisiera
unas palabras fugaces
respirar tu mismo aire,

y escribirte un poema de amor
como nadie, lo hice antes,
de cenizas encubierto
aunque no lo necesites,

cruzando tu lienzo
multiplicando la imagen
del iris de tus ojos
y antes de ser volátil,

te apareces en mis sueños,
y despierto sudoroso
respirando el mismo aire.

© Igna



martes

CAMINOS Y MALVAS















Enciende los altos muros de la pasión
desborda palabras de amor
ilumina mi presencia cálida tu voz

indícame el camino de tus ojos

yo conservo para ti malvas,
lirios y rosas, trazos, señales,

al alba cuando serena prende la mañana
y en el vaho de los cristales dibuje
tu nombre, agua marina entre los dedos,

y en las manos las llaves del amor
que no han marchitado.

Artesana de las palabras precisas
ven y dime que me quieres,
crucemos los campos, caminemos juntos

y huyamos.

Cavilando.



© Igna

viernes

ABAJO DEL TIEMPO




















Cansada de vivir entre recuerdos
paseando calle abajo
con los brazos inquietos
precisa de una esperanza
de vida,

una continuación de otro tiempo
una esperanza de viento
un soplo de aliento
lejos de la ira,

del maltratado tiempo
una esperanza viva
alas para sentirte libre
placer, dominado sentimiento,

grabado en el espíritu
lleva recuerdos,
que borrar quisiera
inquieta la mirada
y silenciosa el alma,
se entrega al viento

y el viento
no sabe de ella.

Camina cansada
revisando su pasado
y su futuro es incierto.

Cavilando.

© Igna


martes

CICATRICES EN EL CIELO














Tengo cicatrices en mi piel
que recuerdan que tengo
un pasado,
cicatrices recientes
señales de vida
y un futuro que evoca
heridas de amor.

Estuve en los infiernos
y no estabas,
me esperabas en la tierra
porque el cielo
son recuerdos

y me alimento de ellos.


Cavilando.



© Igna



jueves

ELLA




















Ella precisa de un poema
sentirse viva, para gozar
sin miedos, el nexo justo
de la comunión del cuerpo

precisa de un poema
para caminar suelta
e intuir un universo breve
y una vida plena,

precisa de un poema
silencioso
donde el ruido del amor
la despierte,


precisa de un poema
completo,

y no es éste.

Porque ella es más
que unas palabras
breves o intensas.

Ella es la esencia

de todos los poemas.

Cavilando.

© Igna

domingo

LA VIDA ME SABE A ELLA















Me sabe la esencia de la vida
a pasos lentos, por eso
de que dejan rastro,
y no claudican con lo que
se encuentran a su paso.

La esencia de la vida me sabe
a noches dulces, pasados años,
donde jugar a ser mayor era
perder la inocencia
de los ocho años.

Ahora que mis cabellos
se vuelven de color de nieve,
y mis pensamientos se atrasan
a lugares tan recónditos,
que tengo que hurgarme
hasta las narices para recordar

me acuerdo de ella ,

y sueño con futuros imperfectos
pretéritos pasados
y conjunciones que nunca
se hicieron realidad,
ahora que el tiempo es pasado
la esencia de la vida
me sabe

a muerte, y amores
desgarrados.


Cavilando.

© Igna

miércoles

ALLÍ DONDE DICEN





















Allí donde dicen
que el azul se confunde
con el iris de tus ojos
el mar se refleja
en forma de poesías

allí
donde tu mirada
mira permanente,


allí estoy yo
con las manos extendidas,
la mirada perdida

allí donde dicen
que no miro,
permanezco
todo el día.

En el azul de tus ojos
y en tu vida
que es la mía.


Cavilando.


© Igna

lunes

ALZARSE





















Te levantas un día cavilando,
atraviesas de nuevo el océano
buscándote,
un ciclón de sentimientos
una vida que pasa tarde
mojada la piel por la ausencia,
volando junto al aire
la vida es como es,
un torbellino de sensaciones
que nunca llegan al epicentro de la piel que amas,
presagias el final de lo que nunca comenzó
conciencia ignorante la vida corre al compás de la muerte,
sientes la miel que tus labios suspiran
y tratas de alzarte…

Alzarte
hasta aquellas cimas que nombramos un día
las cimas innombrables,
rogamos una vida eterna
sabiendo que siempre es tarde
para llegar a la miel,
besar la piel
tocar esos labios,
que por lejanos son tan cercanos
que siempre
siempre
te están besando.

Cavilando de nuevo cabizbajo
un día más besándote,
adentrándome en la ausencia
de tus labios.


Cavilando.

© Igna



sábado

PREGUNTAS




















Me crecen las manos
se me alargan las miradas
me llueven las estrellas,
de tanto dar no queda
se agranda el corazón
la sangre estalla
entre las venas hilos de seda.

No es lo que haya ganado
o lo que haya perdido
es lo vivido.

¿Aún preguntan si vivo?

Cavilando.

© Igna


jueves

AMOR DIABLO
























Quebradiza la piel
de los surcos de tu carne
cuando tratas de abrazarme.

El diablo del amor
entre mis dedos
se entrelaza, y

te busca vagamente
entre recuerdos olvidados,
y entrelazando recuerdos
se me quiebra el alma.


Cuando tratas de abrazarme
mis sentidos se revelan, y
revelando sentimientos
los surcos de tu carne

hago míos.

Cavilando.

© Igna

lunes

FUGA




















Fuga,
de la mañana
sin aire,
casi sin aire
respira,

su aliento
me llega
tan cerca,
que respiro
la misma fuga
el mismo aire;

respira,

dejándome su aliento
entre mis labios
hay un suspiro común
una cercana ausencia,

brote manantial de vida
cada mañana
y lleguen a ti

mis suspiros.

Por tu ausencia callada.

Cavilando.

© Igna

domingo

HE RECORRIDO LAS CALLES





















Quisiera mi sombra
con tu paso diluirse
mis manos piden a gritos alargarse
he recorrido las calles
buscándote.

Buscándote pisando la tierra descalzo
buscando tus huellas
pensándote
pisando las piedras,
que tú pisaste
el mismo camino,
diferentes vidas
amándote.

­­He recorrido las calles._

Buscándote.

Cavilando.

© Igna

sábado

BREVEDAD INSINSTENTE















Breve pero insistente
cual lluvia que comienza en mayo
y no cesa hasta en marzo
saltándome el abril
por eso que dicen;
en abril aguas mil
apareces de nuevo en mí
cual gota de rocío
que perdura insistente en mi jardín.

Breve pero insistente
tan fuerte como el aroma
del jazmín.

Bonita forma de permanecer en mí.

Cual lluvia que comienza en mayo
no cesando hasta marzo,
olvidándome de abril.

Cavilando.


© Igna

miércoles

LUCEROS




















Cuando se haga noche
y yo sea lucero
tu serás mi estrella,

la que me cobije
a la que yo tenga,

tus curvas serenas
serán mi velero
por donde vayamos
haremos senderos,

y cuando tu templo
esté recubierto de semillas tiernas
en ese momento,

_______________te diré te quiero.

Cavilando.


© Igna

martes

ESENCIA





















Hora sobre hora
lloro,

y
minuto a minuto
insensible y lejana
calla,

es su esencia
una parte de mi alma,

y en esencia
mis pensamientos
vuelan hacia ella.

Cuando está ausente
se acrecienta el dolor,
la herida sangra

y lloro,

lloro amargamente
en silencio,

y en el silencio
la vuelvo a ver,

enredada entre mis sueños.

Cavilando.

© Igna



domingo

LA INCONDICIONAL




















La incondicional nunca pidió nada,
sus propósitos eran terrenales,
se coló en mis pensamientos,
llegó a dormir en mi lecho,
abusó de todos mis secretos
supo mantenerlos dentro.

La incondicional nunca pidió nada,
tan solo aguardaba, paciencia infinita
un beso, una caricia unos versos,
una mirada cruzada,
mientras ella miraba hacia la nada.

Nunca me pidió compañía,
ni padecer parecía osadía,
contrastaba a solas sus cobardías,
tan incondicional era;
que ni lo parecía.

Un buen día se planteó desaparecer
de mi algarabía.

Tan incondicional era que a pesar de todo
se quedó en mis pensamientos,
durmiendo en mí lecho,
incumpliendo mis secretos,
colándose en mis sentimientos.

Nunca pidió nada
y yo que siempre lo supe,
la dejé marchar sin condiciones,
esas eran sus intenciones.

Sigue durmiendo en mi cama…
A pesar de ser sagrada.

La incondicional nunca se quedó nada,
se apropió de mi mirada.

Cavilando.

© Igna

viernes

TE MIRO Y SUEÑO

Siempre te pienso despierto,
cuando se alejan tus miedos
y renacen sentimientos.

Brotas desde mis espejos
cuando te miro dormido
naces desde mis adentros.

Cuando no te miro sueño
me reflejo en tus espejos
de forma que estamos siempre;

juntos

muy juntos.

De nuevo.

Cavilando.

© Igna

miércoles

DILUIDO

Tu estimada presencia
se diluyó,
como se diluye el agua
al romper contra las rocas,
como se pierden estrellas
en las noches encubiertas.

Tus palabras incesantes
que un día fueron mi alegría,
hoy solo son un recuerdo,
una pena____________
_____________una agonía,

unas letras incesantes
que me remuerden la vida.


Cavilando.

Igna.
Te quise porque te quise
sin pensar en otros días,
sin acordarme de otras,
ni pensar en mi agonía.

Y ahora ya pasado un tiempo
me estrello contra las rocas,
me olvido de lo vivido,
me acojo a lo tenido,

me cobijo entre las sombras,
y te tengo aquí conmigo:

Diluida entre mis gotas.

De mis ojos derretidos.


Cavilando.

© Igna


jueves

PERPLEJAS MIRADAS

Bajaste
y encontrases
ese beso
que siempre buscases,

mirando al sol
desde la luna,
desde la luna
mirando al sol,

de mi sonrisa
infiel inconstante
que no cesa
de atormentarme.

El silencio después
de ese beso marchitó
las intenciones,

la mirada perdida
desde la luna
mirando al sol
desde la luna

_____perpleja.

Es de perder ese tiempo
que nunca encontraste.

Cavilando.

© Igna

LA SOLEDAD APUNTA AL SUR




















La soledad apunta al sur
de tu horizonte,

al norte de tus caderas
los sueños se rompen
en mil pedazos.

El dolor se viste
de una informal
existencia.

Más cerca habita
el ombligo
de tu mapamundi.

Donde el placer es locura,

la soledad acecha
en cada esquina.

Más cerca aún
estás tú.

Desgarrada soledad
que gime y llora.

Cavilando.

© Igna

martes

FURTIVOS


Devoradora
de besos furtivos,
desbordada
de añoranzas
perdidas

cascadas de pasión
emanan de tus venas,
constancias de entregas
que por furtivas;

duelen.

Ansiedad que quema.

Más de lo que se piensa.

Cavilando.

© Igna

jueves

BESOS BORRADOS

Bien se,
que soy partes de tus horas
aunque ignores tu recuerdo

bien se,
que quisiste parar el tiempo
justa pareciencia que se ignora

y no hay tiempo que no lleve
marcado en mis labios besos

que borrar quisieras.

Bien sabes
en un lamento.

Cavilando.

© Igna

sábado

QUIÉREME
























Quiéreme
una sola vez
de forma anónima
sin nombres ni poesías.

Quiéreme a solas
desata tus fantasías
libera tu letargo
acércate a este día.

Quiéreme en silencio
haremos nuevos versos
de besos y caricias.

Hablar de lo pasado
acercando el presente
huyendo de los miedos

enlazando sentimientos.

Cavilando.

© Igna

ARENA

Tuve;
un mar, donde dejé grabadas
sobre algunas olas
retazos de sentimientos,
que pasaron por mi vida
en la popa de un velero
en el mar del entresueño,

tuve;
una montaña sagrada
un volcán de lava blanca,


y un cabaña con libros
de color brillo esmeralda,

no se forjen ilusiones
aunque parezca mentira
esto no es lo que parece.

Tuve;
instinto para soltar el ancla
pesado sobre la arena,

la arena es frágil
y el pensamiento

vólatil.

Aunque no lo parezca.

Cavilando.


® Igna

martes

TAN SOLO

Tan solo compartimos
un instante de silencio
muchas palabras en
nuestro encuentro,
poemas sueltos, olores
que aún perduran,
rimas que componer
en noches calurosas,


la mano debajo de tu blusa
el pensamiento encendido


tan solo hicimos
lo que el instinto nos decía,


besos que por esperar
se hicieron eternos
esperas interminables


para

tan solo eso.

Tan solo.

Tus recuerdos.

Cavilando.


© Igna

domingo

HAY

Hay
un dolor en tu mirada
que traspasa mi alma

hay
un espeso vacío
que huele a muerte

hay
tantos recuerdos escritos
que no hay lunas que no mire

viendo tu dolor reflejado
en las estrellas.

Cavilando.

© Igna

domingo

FLOR ENTRE MI PIEL












Flor entre mi piel
beso de tu rosal
hay caricias nocturnas
y es que te quiero


mujer

aún en soledad.

Cavilando.

© Igna

miércoles

IN CRESCENDO

Despierto sueño
soñando vivo

viviendo muero,
siempre despierto
soñando sueño

sueño contigo.

Soñando muero
cuando despierto
todo fue sueño.

Me siento muerto
cuando descubro
que fue solo eso:

Sueño…

y no te tuve
estando vivo.

Soñando muero,

Si no te tengo.

© Igna

miércoles

HÚMEDO DESEO

Húmedo deseo
incrustado en mi piel

amarte no es sencillo
olvidarte es imposible

húmedo deseo
volverte a ver

sentir tu voz
y en silencio
verter en ti:

éste húmedo deseo
de fundirme;

en tu piel.


Cavilando.

© Igna

martes

DETRÁS DE UN GRAN AMOR

















Detrás de un gran amor no queda nada
la suave brisa renueva el aire
la bruma espesa de la sangre removida
las noches engarzadas ya pasaron
el olvido movido por el viento zumba
alejando tu belleza hacía otro mundo
el gozo se ocultaba entre tus piernas

una puesta de sol nueva,
un nuevo iris transparente.

Detrás de un gran amor no queda nada
las miradas se las lleva el viento
bebiendo de la luz y desde afuera
todo se intuye diferente.

El dolor difuso, del amor se diluye
engendrando recuerdos,
que nunca fueron nuestros.


Cavilando.

© Igna

lunes

TENGO

Tengo
por compañera una estrella
que se pelea con la luna,
cuando yo me niego a ella.

Desespera en luna nueva
cuando aparecen estrellas
cerca, muy cerca de ella.

Tengo
una estrella que me guía,

ella no se ha dado cuenta.

Cavilando.


© Igna

SIN RESPUESTA

Hay veces que la vida te pregunta
y no respondes

te caen estrellas del cielo
no las recoges

hay veces que se pierde
lo más amado

y la luna llora su desconsuelo
junto a tu lado.

© Igna

CAMINOS PERDIDOS

Al fondo entre las mareas
impalpable espacio
el agua de los lagrimales
me solloza.

Donde el amor pierde el ruido,
aún sin ti, estoy contigo.

Así es la vida, única y absurda
como perra en el abismo.

¿Quién me ha robado las llaves?

…Del camino recorrido.

Cavilando.


© Igna

viernes

PREGUNTAS

Me crecen las manos
se me alargan las miradas
me llueven las estrellas,
de tanto dar no queda

se agranda el corazón
la sangre estalla

entre las venas
hilos de seda.

No es lo que haya ganado
o lo que haya perdido
es lo vivido.

¿Aún preguntan si vivo?


Cavilando.

© Igna

miércoles

SUEÑOS MALDITOS

Tus sombras esconden mis sueños
marchitos sobre tus senos malditos
sueños que un día hechiceros fueron
convertidos en besos, mancharon
tu prestigio y mi tiempo.

¿Por qué?

Por tu pasión yo daría
mi boca por tu boca
tus gestos, por mis palabras

tan terca y silenciosa
amaneces cada día

no eran profecías,

se bien que me estoy
muriendo.

Como mueren a diario
sueños y amores:

entre tus sueños malditos.

… Y otra vez a soñar
entre el miedo y la duda
manchando el tiempo
de olvidos sentidos…

Cavilando en el camino.

© Igna

lunes

DÉJAME

En la cara oculta de la luna
se encuentra tu memoria

déjame;

el olvido nunca es pasado

déjame;

dormido en el seno de tu piel.

Cavilando.

© Igna

jueves

DUELE

Duelen

los olvidos de tu alma
cayendo sobre mi cuerpo

volveré a recordar
cuando te hayas dormido

recogeré el néctar
de tu cuerpo sagrado

lo volcaré entre tus piernas
pasión sin límites, salvajes

caerán sobre mí
todos mis recuerdos

mojándome.


Cavilando.

© Igna

martes

_*** A BEGOÑA CON AFECTO _***

Por estos gestos, gracias
por llevarme en algún momento
dentro de tus pensamientos, gracias

hay veces que la vida te depara
donde menos te lo esperas

un alma

que de pronto te atrapa
te pide escribir y navegas.
entre charlas agradables

escalera al infinito
lo cotidiano se entrelaza
con mareas de ilusiones

detalles

que hacen sentirte vivo
el tiempo se escapa
entre el tacto amigo
gracias por estar conmigo

amiga.

Por el tacto de tus gestos
te dije que muchos pensamos
que al morir el alma va al cielo
sin saber que el firmamento

está completo.

Pero no,
aún queda sitio para dos.


Cavilando.

© Igna


lunes

ECOS LEJANOS

En un eco lejano
abrazados tú y yo

desarmados
desnudados

hacemos el amor.

En un eco lejano

olvidamos…


Cavilando.

© Igna

viernes

RESPECTUM

De perder el respeto
a la muerte, baldía
de montarnos sin billetes

en el tren de la vida

existe una costumbre dulce
de escribir la poesía
desde el tren de la vida

sintiéndonos muertos.


Cavilando.

© Igna


jueves

SUBURBIOS

En los suburbios oscuros
me fui dejando la vida
entre copas, entre amigos,
unos llaman mala vida.

Caminando por las calles
viendo la gente pasar
día tras día,
me fui forjando la mía.

De tanto en tanto una amiga
para paliar los dolores
cicatrizar las heridas
las que causan injusticias.

De la rutina aprendí
que hay que ser fuerte
para soportarla

manantial de ciencia
suburbios de vida
suspiros, y ausencias
la locura respira
en los camiones de la basura.

Por más que busco no encuentro
mi maldita costumbre
de no acostumbrarme

Triste esta caja de Pandora.


Cavilando.

© Igna

miércoles

COLORES

Azules nubes
rojas las rosas
multicolores, las mariposas
verde manzana
grises paisajes
tristes miradas
cuando no se espera nada
nada guardamos para mañana

espectro de colores ante mis ojos

los lirios rojos
labios sedosos
cuando los beso
saben a poco.

Pasé despacio
y nada viste
cuando me poso
no me sonrojo

ante tus ojos.


© Igna

jueves

PERMANENCIAS

Los besos de tus labios me saben a poco
has de dármelos a sorbos

entre rejas invisibles
rodeada de hojas secas y caducas

permaneces

tibios ojos donde al mirarlos
se ve aposentada la luna
de los días que por tu vida
pasaron felices

los besos de tus labios se beben a sorbos

como duende tembloroso
en el fondo de mis ojos

permaneces


entre rejas invisibles
rodeada de antiguas primaveras
y soledades marchitas

como quien mira el vacío
esperando ser llenada de rocío

permaneces en el fondo de mis ojos.


Cavilando.


© Igna

ESE OLOR A ELLA

Cuando se marchaba
pude oír su llanto
oler su voz
recoger al vuelo su adiós

cuando se marchaba
un halo de tristeza
inundó mi corazón

quedaron sus años
la estancia vacía
sus fotografías

sus recuerdos fueron
la melancolía

ese olor a ella
se quedó impregnado
en cada palabra

en cada canción

desde entonces llora
no pudo alejarse
ese olor a ti
hace que me sienta
muy cerca de ella

mientras se marchaba
su último adiós
se quedó alojado
en mi corazón.

Ese olor a ella

se quedó impregnado.

Cavilando.

© Igna

sábado

CUERVOS

Una paloma blanca levanta el vuelo
mientras mis ojos miran al cielo
el reflejo en tus pupilas dilatada,
filones de sonrisas en nuestras caras
mientras jugamos a ser dos diablos
copulando en el abismo de los pasados;
reteniéndonos.

Hay momentos de hielo que convertimos
en volcanes de fuego
jugando a ser quien somos
una sola piel en un mismo espacio.

Mirando las ganas
desde la distancia.

Una paloma blanca levanta el vuelo
mientras dos cuervos fecundan versos
en los abismos del firmamento.

Jugando a ser yo me encuentro contigo

diferentes almas iguales caminos.

No hay espacios desconocidos
que no copule contigo
en las soledades del destino.


Cavilando.


© Igna

miércoles

OJOS

Con tu mirada
serena y distante,
me he entretenido
un instante,
mirando a la nada
donde miras tú,
como una atracción
la belleza inhalas,
desde tu interior.

De nada me sirve
mirar al vacío
tus ojos;
son más poderosos,
que los tristes míos.

Por eso te miro
desde la belleza,
que exhalan tus ojos
de los labios míos.

Belleza serena
canto de sirenas,
baúl de recuerdos,
sin estar conmigo.

Con esa mirada
de hada embrujada,
me quedo embriago,
me quedo a tu lado.

Pero me temo
que tus ojos tiernos,
quieran reposar
solo a tu albedrío.

Por eso te dejo,
que nadie te impida
mirar a lo lejos,
quedarte parada
junto a mis sentidos,
es muy nutritivo,
por eso espero
que dejes:

Una carta sin remite
de sueños embotellados
sin sello, pero con firma.

Cavilando.

© Igna

sábado

SUEÑOS ANCLADOS

Y vas dejando el ancla
como el que deja el aire
que respira abandonado,
las mareas, las canciones de piratas,
las lunas, los sueños, las ilusiones,
boca arriba, boca abajo,
como el que abandona el barco
sin abandonar el pasado por suerte...

Los sueños cuando se quieren
se sueñan fácilmente.

Y se quedan anclados
donde se quedan
los aires respirados.


Cavilando.


© Igna

domingo

INFIERNO ROSA

Perdonar si mi risa
delante del espejo,
no se refleja,
está inmersa
en un mar de poemas,
entre tinieblas
que no saben ver la luz
escribo para suplir esa falta de reflejos
que el espejo no refleja,
y comprendáis mi tristeza.

Mientras mis lágrimas
se acercan al corazón

ella se fue con otro tipo,
las copas rodaron rotas
en el mar está lloviendo,
lágrimas de olvido y pasión.


Hoy cansado de escribir poemas
me propongo realizarlo sin tema,
imagino un mar verde, y unas nubes rojas
personas sin nombre,
un infierno rosa
una vida rota,
el rojo de tus labios.

Siempre me pasa lo mismo
termino buscando versos
en el edén del olvido,
ahí donde dicen que yacen;
los poetas idos.

Siempre termino contigo,
en el jardín del olvido.

Cavilando.


© Igna

miércoles

VACIO

Sentado en la mesa,
de cualquier bar,
del centro de ésta ciudad,
veo pasar las miradas
de todos los que no están.

¡Siempre me ocurre lo mismo!
Me fijo en los ojos idos.

Cementerios de vivos
pueblan las calles,
vacío en las venas,
repletas de estrellas,
ocultos se encuentran.

¿Ojos sin pupilas son los que me miran?

Siempre me ocurre lo mismo,
pienso que es de día,
y veo rastros de lunas,
alojadas dentro de mis pupilas.


Cavilando.
© Igna

martes

LÁGRIMAS

Hay lágrimas rosadas
lágrimas plateadas
lágrimas que se escapan
sin mediar una palabra

hay lágrimas

que se deslizan
con solo ver tu mirada

son lágrimas enamoradas.

Hay lágrimas que guardo
debajo de mi almohada
recordándote y llorando

imaginando-cavilando.

© Igna

lunes

QUEDÁTE

No vengas

no es necesario ver

el sentimiento que me tiene atado
a tu piel

piensa si quieres

no fue nunca mejor el futuro
que imaginamos

ni la soledad que se vive en presente
el pasado nada vale ya

no vengas

para decirte te quiero

no hace falta que tu estés.

No vengas.

Quédate junto a mi piel.


Cavilando.

© Igna

AMORES EN SILENCIO


En el silencio de una sonrisa
encontramos la paz que nos acaricia
temerosa herida inicial
que rompimos con la brisa
alientos desconocidos
labios deseados, pasiones puras,
orgías de sentimientos etéreos.

Cicatrizadas las heridas
en silencio,
encontramos de nuevo esas placeres
dados por perdidos
dueños de nuestras propias heridas
en nuestros propios silencios
nos perdemos,
en ese mar de sentimientos
que parecían dormidos
y ahora encontramos,
donde menos lo esperamos.

No hay soledad que no emane
_________
del silencio.

Ni amor
____________

sin ráfagas
de tu sonrisa.


© Igna

sábado

A VECES PIENSO

Voy trazando el camino
lento
instintivamente,

a veces me atropello
naufrago
pienso que pienso
demasiado,

nunca es tarde
siento

tú presencia cálida
amor de mis instintos
camino lento
nunca es tarde

amanecer de muertos

tengo un beso guardado
corazones desgarrados

hay veces que el camino es largo

¡Tan cerca estoy de tus labios!

que las comisuras de tus labios
en ese camino
me están matando.

A veces pienso….


Cavilando.

© Igna

domingo

AROMAS

Aún conservo de las últimas noches

un ligero aroma,

un olor salvaje de traición a oscuras

un amor prohibido, verdades a medias

la piel cosida a verbos

los poros buscando una salida

un quise quiero

más no puedo,

de tus labios las palabras mas absurdas

y de mi instinto,

una huída

con tus suaves primaveras,

llegaron nuevas metas

nuevos hombres y nuevas quimeras,

mi instinto me causó un amor a ciegas

no supe ver,

el olor a huída, esas nuevas primaveras

aún conservo tu último adiós,

y mis besos a una pasión que nunca existió.



Aún conservo un ligero aroma

de unos versos sueltos

y un veneno lento

que ahora presiento

en forma de versos compuestos.


Cavilando.


© Igna

jueves

OLVIDOS VIVIDOS

Tú me preguntas…

¿Qué es la vida?

Y yo te contesto…

¡Que más da!

Y entonces…degradadamente, me paro a pensar.

La vida es la eternidad, que a su mismo tiempo,

Entierra a los demás…

¿La vida? ¿Felicidad?, no sé, la verdad…

Sueños incumplidos, rotos, malvividos.

¿Y a ti que mas te da? Si no me conoces…Es mi vida,

Nada más.



No pregunto por ti, si no por mi.



Yo soy la soledad,

La reina fúnebre de la verdad,



¿La verdad?



Si.



No me importa esta necia realidad…



¿Por qué?



No es nada más ni nada menos de lo que esperamos encontrar.



Cuando allí me encuentres, entonces, Soledad, háblame de la verdad.



Tú me preguntas que es la vida,

alguien responde un castigo,

para ser vivido,

dentro del olvido.


Cavilando.


© Igna