miércoles

DESENCUENTROS

La muerte no es el final de nada
apenas el comienzo de la paz
la muerte está reñida con la vida
es desengaño el desconsuelo
de prohibirme tú mirada y mí desprecio
sintiendo esta fatiga malherida,
¿Seremos siempre lo que fuimos?
¿O simplemente una huida?
Amargo cerrojo, interpuesto
entre este tiempo y nuestros antojos
que antes de lanzarme, quisiera
con las manos llenas y tú encuentro
besar esos labios
imagino de caramelo
e irme gratamente malherida
a ese encuentro tanto tiempo
deseado.
Más si al fin en la partida
me pides que te lleve
que recuerde:

Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad.

(Pearl S. Buck.)

Y recuerdo, pero quiero
esas frases que me dices
compartirlas…

Más allá.

Y de paso te recuerdo:
El amor es como el fuego,que si no se comunica se apaga

(Giovanni Papini)

Aún me quedan fuerzas para decirte… te espero.

© Igna