sábado

AL ALBA * DE MADRUGADA

Ahogando lo imposible en mi féretro,
masturbándote en silencio
en el tedio,
en la ausencia
en la misericordia de lo ajeno.

Apretando fuerte los labios
las manos desencajadas por el frío de tus caricias,
la piel transmite sentimientos
que las palabras no pueden.

Consistente en los actos
impuros atrapados en diferentes espacios
ahorcadas las vanidades,
los transeúntes mueren despacio.

Que de penas guardadas
yo tengo un rincón muy grande
y las mato suspirando
cuando me niego despacio.

Bebiéndome a chorros la ausencia
desgarrando el alba,
comiéndome la madrugada
pienso;

la piel transmite sentimientos
que las palabras no pueden.

Las noches desencajadas
y al alba de madrugada,
para sentirme muy muerto
sin pieles ni sentimientos.

En el tedio…


© Igna