jueves

TRÁNSITO

Despierto en la madrugada,
oigo voces que me hablan,
reposo sobre mi cama.

¡Si estoy solo!

¿O es que oigo mis palabras?

Inquieto giro sobre mi mismo,
todo da vueltas.

¿O todo gira a mí alrededor?

Otro rato atento
no logro descifrar
estos misterios.

Miro en los bolsillos,
de la camisa___ (en el suelo)
solo hay palabras
pronunciadas de madrugada,
antes de marcharte…

¿Por qué no te las llevaste?

Con la conciencia enojada
vuelvo a la cama,
todo sigue dando vueltas.

¡¡¡Hasta la cama!!!

Dos hombres vienen
(con bata blanca)
en mis venas inyectan…

Tus palabras.

Y ahora más despierto
pienso:

Es normal que oiga palabras,
porque en realidad yo

(no soy nadie)

Emano de tus palabras.

© Igna