miércoles

"LOS NEGATIVOS"

Días atrás miraba tu negativo desde mi lado positivo, no han pasado tantos días y hoy solo veo el negativo de muchas vidas, queriendo averiguar la fotografía original de otras tantas vidas, es fácil comentar si saber nada de los demás, así dejas el daño a los demás y te vas con la misma felicidad que llegaste, que digo yo que para hacer mal, mejor no hubieras venido, pero ya que estás, mejor que te vayas (no vayas a tropezar y te encuentres con tu destino) aunque bien pensado si te lo encuentras no estaría de más que te explicara tus desatinos, suponiendo que el destino hable que también me lo pregunto, (he de preguntárselo al mío) si me responde es que no, digo que sí, es que pueda que hable, pero si en ese momento no quiere hablar…
Por eso que se lo pregunte usted antes de marchar y se lleve consigo lo que trató de dejar –tanta necedad-.

La próxima vez que vuelva no se olvide de dejar la puerta abierta, así podrá entrar con tanta impunidad como éste que está aquí y le dejó pasar, hasta entonces felices vueltas de tuerca.
(Espero no se le olviden las llaves y tenga que regresar de nuevo a por ellas)

Me pone de los nervios ajenos este negativo de los que se llaman positivos, fuere que yo no tuviese bastante con los míos propios, y con los que visito de tanto en tanto en algún que otro hospicio de locos.

Aparte del mío propio.

© Igna